“De la Escritura Creativa a la novela”

*¿Qué historia crearías con 3 fragmentos?

– De tanto mirar atrás me olvido de lo que quiero ahora.

 – La deliciosa sensación de dejarme caer sobre un colchón mullido, o dejando que un grupo de gente me coja…

– Erguida y sosteniendo el timón siento bajo mis pies la fuerza del agua que eleva la embarcación.

Sue Woolfe, novelista y profesora de Escritura Creativa escribe fragmentos desconectados para más tarde crear un relato estructurado y coherente.

Como la experiencia vital y la escritura, generan emociones. En todo proceso creativo distinguimos 3 fases:

  1. El desarrollo de conocimientos y capacidades mediante una práctica constante. Esto implica explorar la imaginación a través de la observación, la introspección, la experimentación, creando mundos, personajes y situaciones únicas. Y aprender los elementos fundamentales de la narrativa: Trama, personajes, escenarios, diálogo, punto de vista, tono, estilo.
  2.  La evolución hacia una solución creativa, implica dominar el lenguaje y la gramática, jugando con las palabras para crear efectos estilísticos, transmitir emociones y atmósferas específicas. Mejorar la calidad de la escritura mediante la práctica continua, ejercitando la comprensión de diversas perspectivas esencial para la creación de personajes complejos y realistas.
  3. La producción creativa en si, permite la exploración de una voz única y un estilo de escritura que trasluzca autenticidad. Así como la apertura a la crítica y la retroalimentación, creando un proceso colaborativo que beneficia la creación en múltiples áreas.

 En resumen, la Escritura Creativa sienta las bases de la producción literaria a través del estímulo de la imaginación, el dominio de la técnica, la práctica en el empleo del lenguaje, la observación empática, la exploración de la voz narrativa personal, y la apertura a la crítica. Fundamentos sustanciales para la creación de una novela.

¿Y tú, que historia breve crearías utilizando los 3 fragmentos iniciales?